Alfombras trafico alto modulares bogotá
Alfombras tráfico alto; una opción elegante y funcional
3 febrero, 2017
Piso en rollo vinilo heterogéneo
Ventajas del piso en rollo vinilo heterogéneo
26 mayo, 2018
Diferencias entre piso vinilo y laminado

Diferencias entre piso vinilo y laminado

Diferencias entre piso vinilo y laminado 

El pavimento vinílico viene en rollos, láminas, tejas y secciones de tablones, y está fabricado de policloruro de vinilo (PVC, El policloruro de vinilo es el producto de la polimerización del monómero de cloruro de vinilo. Es el derivado del plástico más versátil. Se puede producir mediante cuatro procesos diferentes: suspensión, emulsión, masa y solución). El pavimento vinílico es una resina aumentada con rellenos, tintes, elementos de textura, plástico y estabilizantes. En cambio, el suelo laminado está disponible en baldosas/tablones y está hecho típicamente de fibras densas, melamina (La melamina es un trímero (está constituida por tres moléculas iguales) de cianamida, formando un heterociclo aromático que puede reaccionar con el formaldehído, dando la resina melamina-formaldehído.), una capa fotográfica que simula la madera o piedra y una superficie protectora transparente.

Ambos materiales de suelo cubren un rango de calidad de básico a premium. La calidad determina la estética, la durabilidad, las características de instalación y la fijación de precios. Generalmente, los vinilos y laminados de la más alta calidad, son muy similares a los materiales a los que imitan. Los suelos laminados casi siempre emulan productos naturales, mientras que el pavimento vinílico hace lo mismo, aunque normalmente no es tan preciso como el laminado, pero ofreciendo una gama ilimitada de diseños hechos por el hombre y combinaciones de colores.

Apariencias y composiciones

El pavimento vinílico se compone de policloruro de vinilo (PVC), un plástico a base de resina que es esencialmente cubierto por una capa de caucho, texturizado y pigmentado para crear diversos diseños, desde patrones florales hasta patrones geométricos, mármoles y piedras, e incluso maderas, cerámicas o ladrillos. Está disponible en rollos, láminas, tejas y tiras, así como en tablones, para la instalación con un adhesivo especialmente diseñado para ello.

Los suelos laminados se fabrican de fibra de madera (fibras de madera muy comprimida) y resina de melamina (melanina-formaldehído, un material plástico endurecido por calentamiento). El modelado, hecho con frecuencia para parecerse a la madera y piedra natural, se logra mediante una capa de papel de diseño que se sella a los materiales de base, y se recubre con un polímero transparente. Los sistemas de instalación tipo “Clic” de estos pavimentos han logrado niveles altos de fiabilidad. Junto con el tablero HDF le confiere una estabilidad al clic superior a cualquier superficie.

Durabilidad

Ambos suelos, tanto el de vinilo como el laminado son considerados bastante duraderos, aunque pueden experimentar abolladuras, arañazos, decoloración y deformación. En particular, pueden perder su atractivo debido al daño causado por la suciedad y por el agua. Ambos materiales, cuentan con productos diseñados para una gran afluencia de tráfico (p.e. Espacios públicos), así como para ambientes ricos en agua y humedad, es decir, baños y cocinas, por esto, deben ser seleccionados en consecuencia.

El suelo laminado puede despegarse consecuentemente si no está bien instalado. Algunos laminados se ven afectados negativamente por el calor excesivo o la luz solar directa, y pueden deformarse o decolorarse. Las uñas de las mascotas domésticas pueden rayar la superficie de los laminados de menor calidad, o la orina del propio animal doméstico, si se deja desatendido, suelen ser fuentes de problemas.

Para el caso de los pavimentos vinílicos, pueden funcionar bien en cuartos de baño, cocinas, lavanderías y otros ambientes húmedos, o aquellos donde las mascotas pueden ocasionalmente originar suciedad. Si el vinilo está diseñado para esas habitaciones y fabricado en hojas o rollos que tienen menos grietas, la probabilidad de que el agua se cuele por dichas grietas es menor. El agua estancada, el calor y el sol excesivos son susceptibles de decolorar el vinilo y hacer que se despegue.

Instalación

El pavimento vinílico goza de buena adherencia, preferiblemente si es sobre una superficie lisa y limpia, si es una superficie porosa como el mármol o suelos de pasta roja, habrá que aplicar una imprimación antes de poner el nuevo suelo. Se puede medir y cortar con una variedad de herramientas, desde un cuchillo de uso general a una sierra de mesa. Algunas marcas y estilos requieren un adhesivo separado, mientras que otros tienen un adhesivo incorporado con un protector de despegado que se quita para la instalación.

Una de las ventajas de la instalación de los suelos laminados es que los podemos poner sobre distintas superficies como cerámica, PVC o cemento. Si lo vamos a colocar sobre cemento, antes debemos aplicar una masilla niveladora.

Antes de cualquier acción es necesaria la preparación de la estancia, nivelado y limpieza del suelo. Hay que dejar las lamas de suelo laminado como mínimo 48h antes en la habitación donde se van a colocar para que se aclimaten. Debemos colocar cuñas por el perímetro de la estancia para evitar que el material se pegue a la pared o a cualquier otro obstáculo.

Una vez iniciado el proceso de instalación comenzamos con la colocación de los aislantes (acústicos, humedad etc.), la elección de la forma de instalación final con las láminas (atendiendo además a las juntas de dilatación del material), instalación de zona de puertas y finalmente colocación de zócalo o rodapié.

Mantenimiento y reemplazo

Para evitar daños, los pavimentos vinílicos y laminados deben limpiarse con productos especificados especialmente por el fabricante del pavimento. Mantener ambos materiales libres de polvo y agua, poner especial cuidado a la hora de barrer las superficies evitando cepillos con cerdas muy fuertes, y fregar regularmente, ayuda a preservar, proteger y mantener el aspecto de estos suelos.

Es aconsejable comprar material adicional para futuras reparaciones, por si se produjera algún inconveniente. Ninguno de los materiales puede ser renovado con simples acciones, así que el reemplazo de las secciones dañadas o descoloradas es el único recurso.

Precio

En precio por m2, las diferencias entre suelo laminado y pavimento vinílico, varían con la calidad de cada uno de los materiales. Generalmente, el pavimento vinílico es menos costoso que el laminado, y además cualquier coste de mano de obra asociada a la instalación también tiende a ser menor. Aunque por lo general, podemos decir que en igualdad de calidad, la variación no es muy significativa.

_________________________________________

Calle 128c # 45 – 50 (Bogotá, Colombia)
 www.imparksas.com
627 6268
¡Contáctenos!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *